En primer lugar se realiza una visita que nos permite estudiar tanto el entorno y condicionantes físicos del espacio, como todos aquellos pequeños detalles que nos inspiran a la hora de dar forma a su jardín. Se trata de encontrar el jardín de cada cliente, el que se ajuste a sus deseos y a sus necesidades.

Con estos datos creamos un diseño en el que plasmamos nuestra concepción del jardín y en el que adaptamos nuestras ideas y experiencia a sus requerimientos. El proyecto incluye el trazado general del jardín, los planos técnicos necesarios y el presupuesto de ejecución.

A partir del proyecto construimos su jardín, cuidando personalmente hasta el último detalle.


No son las máquinas las que conducen y arrastran al mundo; sino las ideas.” Victor Hugo.